Gent de Dénia continúa con las mesas sectoriales para tener la oportunidad de conocer, de primera mano, la problemática de cada sector de la sociedad dianense. Ahora ha sido el turno para los residentes alemanes.

Uno de los problemas con el que se encuentran es el empadronamiento, un asunto que afecta también a los españoles. Según manifiestan, el ayuntamiento pone trabas a la hora de la tramitación, algo que no sucede en otras localidades. Por otro lado, algunos extranjeros tampoco se empadronan por miedo al impacto fiscal, ya que no entienden que ser residente no implica tener la residencia fiscal. Evidentemente, los ayuntamientos deberían controlar la situación de residencia mediante inspecciones periódicas, ya que de 1.000 alemanes que viven permanentemente en Dénia, solo 100 son residentes.

Otro de los puntos que se ha expuesto hace mención a las reuniones del Consell de Residentes Extranjeros, que consideran, se producen demasiado esporádicamente y con pocos resultados prácticos. Así pues, debería mejorar el contacto con los extranjeros.

También se ha hablado de la carencia de residencias para jubilados, ya que algunos extranjeros, por sus condiciones físicas, deben volver a sus países para ser cuidados. Una alternativa sería la posibilidad de que llegaran subvenciones por parte de la Unión Europea para este tipo de proyectos o buscar inversores extranjeros con experiencia en el sector.

Los residentes que asistieron a la reunión manifestaron su preocupación por el peligro de incendio que existe en el Montgó, por controlar más el picudo rojo o por la necesidad de instalar cámaras de seguridad para mantener una Dénia más limpia, donde quién ensucie pague una multa.

Otras de las propuestas que se recogieron:

  • Que parte de la página web del ayuntamiento se traduzca en los idiomas principales para que puedan ser sabedores de la información que necesitan como ciudadanos.
  • Crear un espacio que contenga información puntual para los extranjeros.
  • Fijar un horario semanal de atención al extranjero donde sean atendidos.
  • Contar un transporte público para poder desplazarse desde la periferia hasta el centro de la ciudad.
  • Contar con lugares para que puedan instalarse las caravanas.

Gent de Dénia seguirá manteniendo contacto con los residentes extranjeros con la finalidad de poder conocer sus preocupaciones e inquietudes en beneficio de todos.